Los deportistas de élite acostumbran a llevar sus habilidades a planos un tanto imposibles para mortales comunes y corrientes. Es por eso que la nadadora estadounidense de estilo libre, Katie Ladecky, creó un desafío para sus seguidores: ponerse un vaso de leche en la cabeza y realizar una actividad extrema.

En su caso, el #GotMilkChallenge consistió en nadar por al menos 30 segundos con la leche de chocolate en su cabeza. El recorrido se observa de manera pulcra, con buena técnica y templanza para lograr el equilibrio perfecto y no derramar ni una sola gota al agua.

La competidora es campeona olímpica de 200, 400, 800 y 4×200 metros libre en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016; y campeona mundial de los 400, 800, 1500, 4×100 y 4×200 metros libre en Budapest 2017. Además, tiene el récord mundial en 400, 800 y 1500 metros libre.

Recientemente, la deportista que se encuentra participando en la cita de los anillos de Tokio 2020 se colgó la medalla de plata en los 400 metros libres, tras ser superada por la australiana Ariarne Titmus, con una diferencia de 1.33 segundos en la marca.

Lee tambiénYusra Mardini: La nadadora olímpica que salvó a 18 personas de morir ahogadas luego de escapar de la guerra en Siria

Es relevante consignar que en medio de la cuarentena provocada por el COVID-19, muchos atletas han subido contenido viral entrenando de manera muy particular. Así fue el caso de Katie, que lanzó el reto en 2020. Sin embargo, se volvió a viralizar luego de posicionarse en las finales de natación femenina que se disputarán este martes 27 de julio.

En ese contexto, Katie, buscará sumar una nueva presea para su país, teniendo aún la opción de ir por el oro en los 200 y 1500 metros libres. Por su parte, la modalidad de los 800 metros aún se encuentra en las fases preliminares.

Tags:

Deja tu comentario