{"multiple":false,"video":[]}

“¡Oh! Por Dios, está orinando. ¿Es en serio?”. Con esa frase un enamorado hombre describió la acción de un niño que arruinó completamente su solicitud de matrimonio, luego que el pequeño no aguantara más y decidiera hacer su necesidad en plena calle.

Según informaron medios norteamericanos, la accidentada solicitud de matrimonio ocurrió el pasado 12 de mayo, en la localidad de Bay City, Texas donde Kevin Przytula se arrodilló frente a su prometida Allyssa Anter con anillo en mano, para pedirle que contrajeran el sagrado vínculo.

Sin embargo, el mágico e inolvidable momento fue interrumpido por el hijo de la mujer, Owen Anter de 3 años, quien arruinó el instante que era grabado en video, inmortalizando así su inocente acción.

 

Tags:

Deja tu comentario