{"multiple":false,"video":[]}

A los ocho años Mike King le hizo una promesa a su padre adoptivo, le iba a regalar un Chevy Bel-Air del ’57 turquesa cuando cumpliera la misma cantidad de años.

El joven tuvo que trabajar duro para cumplir el sueño de Roger, quien no podía adquirir la “joyita” por hacerse cargo de Mike y sus siete hermanos sin que existiera una relación sanguínea.

Hasta que lo logró 23 años más tarde. En el natalicio del esforzado hombre, estaba estacionado el auto clásico en el garaje como nuevo. Al ver esto, Roger King reaccionó como un niño y rompió en llanto mientras abrazaba y agradecía a su hijo putativo.

El video lo subió el mismo Mike a Youtube el 1 de junio y ya lleva más de diez millones de reproducciones, debido a la emocionante reacción de su padre.

“Mi papá lo ha sido todo para mí, él no es mi padre biológico pero es mi padre”, posteó el joven a través de Reddit, donde comentó el momento vivido en Louisville, Kentucky, Estados Unidos.

Tags:

Deja tu comentario