Debió haber sido el día más feliz de su vida, tras contraer matrimonio en Filipinas. Sin embargo, su fiesta de celebración se transformó en su peor pesadilla, desatando el llanto y la pena de la novia.

Te puede interesar: “Christopher Ramírez que no abusen de ti”: Jóvenes protestaron frente a la casa de un amigo para que lo dejaran salir

Así fue la triste historia de Shine Tamayo, de 26 años, y su esposo Jhon Chen, de 40 que pasaron un amargo momento, luego que la empresa a cargo del cóctel para los invitados no cumpliera con su parte del trato.

Según informaron medios internacionales, la empresa no llegó con la comida, obligando a los novios a comprar algunos bocados en un restaurante cercano.

Te puede interesar: “Mi papá tenía una hija con otra señora y fue mi novia”: Joven fue a conocer a su suegro y recibió tremenda sorpresa

Pero lo peor estaría por venir, cuando los novios decidieron partir el pastel de novios, descubriendo que se trataba de una figura de unicel cubierta de betún.

Según informó el diario Excelsior, la novia no toleró tantas decepciones en tan poco tiempo y rompió en llanto. La escena fue tan triste que algunos de los invitados grabaron el momento de la desgracia.

Tags:

Deja tu comentario