El mundo natural nunca deja de sorprendernos, y este emotivo encuentro entre un orangután y un hombre en Borneo ha derretido corazones en todo el mundo.

El fotógrafo aficionado Anil Prabhakar capturó el momento fugaz en el que uno de los simios en peligro crítico de extinción de la isla extendió su mano para ayudar a un hombre a salir del agua infestada de serpientes.

Prabhakar estaba en un safari con amigos en un bosque de conservación dirigido por la Borneo Orangutan Survival Foundation (BOS) cuando presenció la escena.

Le dijo a CNN: “Hubo un informe de serpientes en esa área, así que el guardia se acercó y estaba limpiando el sitio“.

El gran simio parecía estar tratando de ayudar al guardia, que estaba parado en un río fangoso y fluido.

“Vi a un orangután acercarse mucho a él y simplemente ofrecerle su mano”.

Prabhakar dijo que era difícil para el guardia moverse en el agua fangosa y fluida. Parecía como si el orangután estuviera diciendo “¿puedo ayudarlo?”, dijo.

“Realmente no pude hacer clic”, dijo. “Nunca esperé algo así”.

“Sólo aproveché ese momento. Fue realmente emotivo“.

Lee también: Perro evitó que su dueña viajara a Wuhan días previos al brote de coronavirus

Las serpientes venenosas son depredadores de los orangutanes de Borneo, que están amenazados por los incendios forestales , la pérdida de hábitat y la caza.

“Se podría decir que las serpientes son su mayor enemigo”, dijo Prabhakar, un geólogo de Kerala en India.

El guardia se alejó del mono y salió del agua. Cuando Prabhakar le preguntó por qué se alejó, dijo: “Son completamente salvajes, no sabemos cómo reaccionarán”.

Prabhakar dijo que todo el encuentro duró solo tres o cuatro minutos. “Estoy tan feliz de que ese momento me haya pasado a mí”, dijo.

El orangután es el único gran simio de Asia y se encuentra principalmente en Borneo y Sumatra en Indonesia, y el 10% restante se encuentra en Sabah y Sarawak en Malasia, según la fundación BOS. Se estima que la población de orangutanes de Borneo ha disminuido en más del 80% en las últimas tres generaciones.

Los simios son llevados al bosque de conservación si están heridos, en riesgo de cazadores o frente a la destrucción de sus hábitats. Una vez que están sanos, son devueltos a la naturaleza.

También se reproducen muy lentamente , según BOS. Una hembra solo dará a luz cada seis u ocho años en la naturaleza.

Tags:

Deja tu comentario