{"multiple":false,"video":{"key":"bIvViH","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Aplaudida fue la iniciativa de Pablo Chill-E quien, en medio de las protestas por el alza del pasaje en el Metro, repartió limones a los manifestantes que estaban en el lugar.

Con una malla cargada al hombro, el destacado exponente del trap chileno le entregó el cítrico a quienes lo necesitaban, con el propósito de aminorar el efecto de las bombas lacrimógenas.

Lee también: “Por hacer mal uso del aparato sonoro”: Carabinero anota patentes de conductores que tocan la bocina

Los efectos inmediatos de los gases lacrimógenos son irritación instantánea de los ojos, la nariz, la boca la piel y las vías respiratorias. En tanto, según se lee en el sitio de BBC, la exposición prolongada puede generar efectos negativos en nuestro organismo, como vómitos o diarrea, e incluso quemaduras en la piel.

Tags:

Deja tu comentario