Se trata de un hombre que vivía en la ciudad de Bombay, en la India.

Jamás pensó en que terminaría así. Una peligrosa acción, que desde un principio puso en riesgo su vida. Finalmente, aquel presagio, del que tanto advierten, se cumplió.

Un día nublado, con la bruma asechando. Parecía frío.

En las alturas de la azotea de un edificio, el susodicho tomó su celular para extenderlo y apuntarlo hacia él mismo. Una selfie.

Al intentar acomodarse, parte de la estructura cedió con el hombre en ella. Resbaló, cayo e instantáneamente falleció.

El aterrador registro dio la vuelta al mundo luego de que la policía de Bombay lo difundiera, para advertir que una arriesgada maniobra, puede tener consecuencias fatales.

Así lo demostró un estudio del “Journal of Family Medicine and Primary Care” (Revista de Medicina Familiar y Atención Primaria) que dice que desde el 2011, cuando partió la fiebre por las “selfies”, han muerto 259 personas que han intentado conseguir el autoretrato perfecto.

En el mismo estudio, realizado en 2018, se dice que la mayoría de las víctimas fatales son hombres, con un 72,5% del total, mientras que las mujeres representan el 27,7%, según consigna Infobae.

Atención, acá te dejamos el video con imágenes explícitas.

Tags:

Deja tu comentario