Tenía que ser un video feliz para ella y sus seguidores, pero terminó siendo todo lo contrario. Brooke Houts es la popular youtuber que protagoniza la más reciente polémica de las celebridades de las redes sociales.

Se trata de las denuncias por maltrato animal que llegaron luego de que la joven subiera un video sin cortes en el que se ve cómo trata a su perro llamado Sphinx cuando ella trata de grabar.

En el registro se ve cómo ella empuja, golpea y le grita al perro de raza dóberman que insiste en buscarla para jugar o pedirle cariño.

Si bien la joven se dio cuenta rápidamente que compartió un video equivocado y lo borró, nunca es suficientemente rápido para internet, donde usuarios lo grabaron para que no pase al olvido lo que denominaron como maltrato animal.

Una vez el video se comenzó viralizar, le llegaron cientos de comentarios criticando su actuar, incluso amenazas, Houts decidió realizar una disculpa pública y aseguró que nunca maltrató al perro, pese a lo que se ve en la imágenes.

No soy un abusadora de perros o de animales de ninguna manera o forma. Cualquiera que haya sido testigo o haya escuchado el verdadero abuso de animales podrá verlo claramente”, indicó en el mensaje. Además, añadió que “pido perdón a todos los que han podido ser ofendidos por ese vídeo”.

Lee también: Ignacia Antonia, la adolescente chilena sensación en Instagram que debió ser escoltada en junta con fans en Perú

Finalmente, sostuvo que “mi perro no sufrió de ninguna manera por las acciones que hago en el vídeo. No le golpeé, aunque entiendo que pueda parecerlo. No debí de haberle gritado ni debí portarme agresiva”.

La Unidad Contra la Crueldad Animal de la Policía de Los Ángeles está al tanto de la situación y ya está investigando sus acciones.

Tags:

Deja tu comentario