Desde este lunes la Región Metropolitana se encuentra en su totalidad en la Fase 3 de Preparación, en el marco del Plan Paso a Paso. Gracias a esto, ahora son varias las actividades que se pueden volver a realizar en la semana, el sábado y domingo sin requerir un permiso.

Tras meses de cuarentena, el desconfinamiento paulatino ha permitido que las personas puedan retomar la vida al aire libre y dos tendencias se posicionan entre las favoritas: el trekking y el trail running.

Ambas actividades se puede disfrutar tanto individual como colectivamente en la RM, ya que ofrece una variada oferta de espacios para practicarlos. Eso sí, todo debe ser con los cuidados y resguardos necesarios.

La primera recomendación es tener la habilidad para autoevaluarse y llegar a la conclusión de qué soy capaz de hacer. Nos referimos a los objetivos que tiene cada uno”, explicó Rodrigo Olate, jefe de carrera de Turismo Aventura del Instituto Profesional y Centro de Formación Técnica Santo Tomás.

Lee también: ¡Esto recién comienza! La Roja no pudo en el debut olímpico ante Gran Bretaña

Junto a esto, también puso sobre la mesa la importancia de realizar las actividades o retomarlas de manera paulatina y no de golpe. Es por eso que aconsejó “un par de horas de actividad, sin mayores dificultades técnicas y lógicamente informándose de cuáles son las condiciones para visitar el lugar escogido“.

Finalmente, Olate destacó que Santiago “tiene excelentes parques para todos los niveles. Lo óptimo es iniciar mis actividades en lugares que no tengan grandes desniveles ni dificultades técnicas, cercanos a la ciudad, que no me exijan gran equipamiento; es decir, respetar la progresividad de las dificultades tanto físicas como técnicas. Un buen paseo por el Parquemet es un gran reinicio de las actividades”.

Por otra parte, Alexis Espinoza, académico de fisiología de la Clínica del Ejercicio de la Escuela de Kinesiología de la Universidad Santo Tomás, destacó que el invierno no es impedimento para practicar estas actividades: “El ejercicio físico al aire libre es una excelente forma de mejorar la ‘depresión invernal’. Además, contribuye a incrementar los niveles de energía, que tienden a ser menores durante esta estación del año. Sumado a lo anterior, el ejercicio físico también estimula el sistema inmunitario, lo cual es posible que note disminución de resfríos o gripes”.

Por último, el mismo académico concluyó que lo anterior se ve aún más beneficiado porque las “bajas temperaturas podrían favorecer la oxidación de grasa, según un estudio publicado por Muthu Periasamy en la revista Diabetes & Metabolism, donde se indica que gracias a un péptido que se encuentra en nuestros músculos, llamado sarcolipina, el clima frío es favorable porque activa los péptidos”.

“La función de la sarcolipina es incrementar el gasto de energía muscular y la oxidación de las grasas, obligando a las mitocondrias a trabajar más y, a su vez, eliminar más lípidos. En resumen, la persona quemaría mayor cantidad de grasas y perdería más peso ejercitando en climas fríos”, concluyó.

Tags:

Deja tu comentario